Cuando Sëfa apareció en Amgjar en los inicios de la luz. El sol, llamado Eï por todos los Ävaner, le dio calor y su alma reflejó una sombra en el cosmos. El sonido de su creación lo despertó de su letargo y sus miles de ojos observaron el vacío, luego de que su padre Carfao se convirtiera en un agujero negro y absorbiera todo hacia la nada. Sëfa es un alma Oro-kja y se encuentra experimentando su última vida antes de convertirse en vacío. En su primera mirada creó Arrem en ocho días Amgjarianos y su chispa la guardó allí, junto con todo su poder y archivando el códice dentro del Ghräm. Luego creó Turón, en donde reservó la llave para acceder a sus pensamientos junto a las piedras de vacío eterno. Rordkra y Suritep se encuentran orbitando a Turón. Fernj, por su parte, decora los hermosos cielos de Arrem. Sodrall y Mokitja los creó luego, donde guardó los recuerdos de las cien mil vidas y por último Durjko y Conor que son las estrellas más alejadas de Arrem. Pensó en deleitarse con colores y canciones celestiales, entonces sus brazos arrojaron millones de estrellas más pequeñas sobre Amgjar y de un soplido llenó de colores los cielos. Con la vibración de las cuerdas y los átomos explotó su energía indicando el inicio de la vida en Amgjar, para luego sentarse en con Eï y observar la naturaleza caminar. ARREM Arrem en sus primeras vidas, llamadas Notreland que se la puede entender como Era de la nada era=land nada=notre o también Annuniques Años=annu Unicos=unique en Maleki antiguo, estaba conformado por un gran nucleo de tierra fértil y dos grandes océanos que lo rodeaban. Arrem Es un organismo vivo, pensado por Sëfa, creador de Amgjar, de su pensamiento apareció. No fue hasta la llegada de los primeros Malekis que aparecieron los nombres de sus regiones. En la primera vida Sefa creo el mundo y todas sus especies. En Arrem guardó su códice y sus recuerdos sobre la existencia y todo el poder de la vida, dentro del llamado Ghräm, por los Ävaner, con la ayuda de la chispa Nël. Sefa concordaba en un pensamiento circular donde la sincronía es vida y la vida es todo. Aquel que obtuviera esta información se haría de un poder inmenso e inimaginable. En Turón guardó dentro del Nan la Auunedeid, llave del reino de los Dioses, o también conocida como llave del pensamiento. En la segunda vida creó a su único hijo Eioles, Ävaner supremo de Amgjar, con la savia del Ghräm. Sefa le proporcionó la chispa Nël y la Auunedeid, pues Eioles sería el creador de un nuevo universo cuando Sefa implote convirtiéndose en un agújero negro. Eioles cansado de caminar las vastas tierras de Arrem en soledad desposó a Mha hija de Eban, creador del universo Natur y tuvieron cuatro hijos. Yhum, Arge, Kram y Gargol. Les obsequió diferentes dotes y responsabilidades. Cuando todos los Ävaner lograron la madurez, fueron puestos a prueba con el cuidado del Arrem, mientras que Eioles y Mha conformaron el Rhakam. Un lugar en la onceava dimensión. Espacio en la nada misma donde convergen todas las almas. Hogar de dioses, lo llamaron. Eioles tuvo un hijo más al que llamó Jako, al cual le obsequió la Aunnedeid. En la tercer vida cuando los Ävaner se volvieron adultos, Gargol intentó apoderarse de la chispa Nël y la Auunedeid. Al encontrar el rechazo y el desprecio en los ojos de su padre, le declaró la guerra para siempre. Gargol fue condenado a vivir en soledad en las tierras bajas del Bolokham de Arrem. Puesto que ningún Ävaner puede morir Eioles le cerró la puerta del Rhakam y sus hermanos lo desterraron. Arge concebió a Potos con la energía del Ghräm. Mientras que Yhum hizo lo propio con Loki, quien nació del vacío como energía pura. Loki lucho en la batalla de los mil universos con Gargol. Logró encontrarlo y derrotarlo, para traerlo nuevamente al Bolokham, lugar del que nunca más pudo escapar. Gargol, entonces, creó a los Ilär en la estrella más alejada de Amgjar donde los ojos de su padre no le importaban mirar. Entonces Eioles dio vida a los Maleki que despertaron de la semilla de Nal en Turón y a los Lurian que nacieron por la chispal Nël, en Arrem. En la cuarta vida los Malekis llegaron a Arrem y en sus cruzadas le dieron nombres a los ríos y los mares que se conocen en la actualidad, puesto que el idioma de los Lurian se sabe muy poco. En esa vida Arrem estaba conformada por un gran núcleo de tierra llamado Triamë y los primeros malekis le dieron nombres a los mares. Riverón limitaba con las tierras de Asuret y se posicionaba entre los mares de Eoritet y Grifender El mar más grande y extenso era el Golodrot que abarcaba desde las playas de Galgun hasta las montañas Viejas, que limitaban con las Montañas rotas detrás de la muralla de Föthen y los mares de Grifender. Los nombres de las regiones fueron comenzando a modificarse con la llegada del humano. Eorienth era llamado Andor, por los malekis de las tropas de los Eori-kiza, Nordeth, por su parte fue nombrado Thundor, por los malekis de Nön. Occidenth, que fue explorado por los primeros malekis que habitaron la zona donde hoy se encuentran los asentamientos de Nurodeth, fue llamada Brhisa, por los malekis de Fothën. Asuret fue llamada Andortön por el clan del Bosque al igual que llamaron a Arrem sagrada Lergakrej .

Sobre Arrem

Este es un contenido de ejemplo, puedes reemplazarlo con tu propio texto e imágenes.

Descarga gratuita. Arrem

(arrem55pginasgratis.pdf)

Copyright ©2018 smfrances, All Rights Reserved.